Hijo mio, en esta hora crepuscular presiento como la muerte acude rauda a mi. Por eso quiero decirte una cosa: ¿ves todos estos campos, bosques, tierras, campesinos? ¿conoces todos mis castillos, mis tesoros, todas mis riquezas? Todo esto es tuyo ahora, todo esto te lo lego.

GD Star Rating
loading...